"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

jueves, 3 de octubre de 2013

COMPARTIMOS EXPERIENCIAS DE LECTURA CON INTERNAS DE LA Residencia Santa María López y Vicuña DE LA CIUDAD DE RESISTENCIA

La lectura en voz alta es el mejor camino para crear lectores, simplemente compartiendo las palabras que nos vinculan. Compartir la lectura es compartir el len- guaje placenteramente, afirmándolo como vehículo de entendimiento, fantasía y civilidad.


Plan Lectura Chaco, dependiente de la Dirección General de Niveles y Modalidades del MECCyT visitó nuevamente, en la soleada mañana del miércoles 2 de octubre, la residencia Santa María López y Vicuña y se leyeron varios textos poéticos y cuentos. En esta ocasión se abrió la jornada leyendo el primer capítulo del Cantar de los cantares de Salomón, un bello texto poético que habla del amor, del deseo y del desencuentro de dos amantes. Luego compartimos la letra de dos canciones, una es Palabras para Julia del poeta español José Agustín Goytisolo y la otra Pájaros en la cabeza de Ismael y Pablo Serrano. Los cuentos leídos fueron Choco encuentra una mamá de la japonesa Keiko Kasza y Más linda que nunca de Norma Huidobro.


MÁS LINDA QUE NUNCA de Norma Huidobro
"(….) Paula copió la última pregunta y comenzó a guardar sus útiles. Antes de que sonara el timbre, se miró a escondidas en el espejo que llevaba en un bolsillo de la mochila. “Fea”, se dijo. “Fea, fea”. (….) Sonó el timbre y todos salieron del aula. “Me gusta tu risa de campanitas”, le había dicho un día Nicolás y ella se emocionó tanto que pensó que se moriría ahí mismo. Pero no se murió, sólo empezó a sentir calor, sobre todo en la cara, y también un temblequeo en las piernas, pero no se murió como había pensado. (….) Claro que la risa no era suficiente para que Nicolás se enamorara de ella. Para eso había que tener la cara de Luciana; su pelo largo, suave y brillante; los ojos de Luciana, enormes, oscuros, con una cortina de pestañas negras que ella sube y baja mareando a quien la mira. Todos los chicos del grado estaban enamorados de Luciana, todos hacían lo que ella quería."


"(….) “¿Por qué no aprendés a disfrutar de tus rulos?”, había dicho su madre, y ella se había sacado la hebilla que los sujetaba en la nuca y los había dejado libres, libres y ahora se estaba arrepintiendo. Pero ya era tarde, no podía volver a recogerlos, no había llevado la hebilla. (….) Nicolás caminó lento hacia el fondo del gimnasio, esquivando los manotazos de los chicos. Caminaba y sonreía. Se sentía feliz. La había visto, ahí estaba ella, más linda que nunca. Hoy las cosas iban a ser diferentes. (….)"
de CUENTOS PARA SEGUIR CRECIENDO – Ministerio de Educación de la Nación


Luego de las lecturas distribuimos publicaciones editadas por el Plan Nacional de lectura del reconocido escritor Osvaldo Soriano, El penal más largo del mundo y Que yeta ser mujer de Inés Fernández Moreno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario