"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

viernes, 6 de junio de 2014

NO HAY ESPACIO DONDE NO QUEPA LA LECTURA: COMPARTIMOS EXPERIENCIAS LECTORAS CON NIÑOS Y SUS FAMILIAS EN LA PLAZOLETA CENTRAL DE LA CIUDAD DE FONTANA



En la nublada mañana del viernes 30 de mayo los integrantes del equipo técnico de Plan Lectura Chaco (Dependiente de la Dir. Gral de Niveles y Modalidades del MECCyT) concurrieron a la plazoleta central de la ciudad de Fontana para participar de las actividades organizadas por el Día de los Jardines de Infantes, respondiendo a una convocatoria realizada por la Dirección de Nivel Inicial del MECCyT.

El Coro Chelaalapí es un orgullo chaqueño de trascendencia internacional.
En 2006 fueron declarados PATRIMONIO CULTURAL VIVIENTE por la UNESCO
Las actividades se iniciaron con la presentación del Coro Chelaalapí (bandada de zorzales) que interpretó el Himno Nacional Argentino y la canción El Cazador (Ipiagai). Luego disfrutamos de la presentación de la Seño Nani quien regaló a los presentes con una canción infantil en lengua qom de la autoría de Zitto Segovia. 

Bienvenida a cargo de la Lic. Nanci Castillo, Directora de Nivel Inicial.
Después buscamos un lugar cómodo, dispusimos los libros de las Colecciones de Aula, invitamos a los niños presentes y comenzamos a compartir con ellos muchas lecturas en voz alta.


PARA LEER EN VOZ ALTA RECOMENDAMOS:

A continuación les ofrecemos algunas estrategias y sugerencias para poner en práctica.
  • Establecer el momento de la lectura antes de comenzar con las tareas del día. Es importante la sistematización, crear un tiempo y espacio amigable y cotidiano que se instale diariamente en el aula.
  • Leer en voz alta previamente el texto que se leerá. No todos los textos son para leer en voz alta: deberán experimentar hasta encontrar los adecuados.
  • Buscar la entonación justa, enriquecer el texto con la expresión y la voz. “La puntuación es la escritura de los silencios. La interpretación de éstos es un factor fundamental para la construcción del significado
  • Calcular el tiempo de la lectura diaria. Sugerimos de cinco a diez minutos.
Buscando a Willie, uno de los más bellos libros álbum que existen
Los niños muy pequeños y los no tanto disfrutan de la lectura de los libros álbum.
  • Acercar la lectura en el momento adecuado es una estrategia invalorable de promoción lectora. Tal como expresa el escritor Orlando Van Bredam, “en la literatura encontramos la excusa para hablar de las cosas que nos suceden”. Buscar textos vinculados a cuestiones que nos tocan es una forma de comunicarnos.
  • Al finalizar, darles la oportunidad a los alumnos de preguntar aquello que necesiten para comprender lo que leyó el docente, sin caer en la tentación de “enseñar el texto” o dilatarlo.
  • No elegir textos que sean utilizados luego para otros aprendizajes. Es importante tratar de desvincular esta lectura de la tarea diaria, de modo que los chicos puedan diferenciar ese momento y relajarse. Cuanta más magia e intimidad se cree en el momento de la lectura, más avances se irán sucediendo.
  • Los textos no deben tener moralejas ni contenidos religiosos, teniendo en cuenta el carácter laico de la educación. Evaluar siempre los gustos de los alumnos, su contexto cultural y el respeto por los derechos humanos, la tolerancia y la defensa del espíritu democrático.
Todos nos probamos las caras de Monstruo triste, monstruo feliz de Ed Emberly. 
Durante la exploración quienes todavía no saben leer piden ayuda con los textos.
  • En el transcurso del año escolar se puede invitar a los papás, hermanos, tíos o abuelos a realizar la lectura inicial. Es conveniente conversar con los invitados acerca de lo que leerán, para no incurrir en textos a los que nos referimos en el punto anterior.
  • Crear el clima necesario para la lectura y la escuela, pero no interrumpir la lectura si algún alumno no está prestando atención. A medida que avance en el tiempo el momento de la lectura, alumnos y docentes valorarán más ese rito compartido.
  • Es importante invitar a leer a todos los que integran el equipo escolar y que deseen hacerlo: porteros, auxiliares, cocineros, directivos, secretarias, etc.
Extraído de SUGERENCIAS PARA LA LECTURA EN VOZ ALTA – Plan Nacional de Lectura

Padres y hermanos mayores son excelentes compañeros 
para ayudarnos a convertirnos en lectores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario