"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

jueves, 30 de abril de 2015

5a y 6a JORNADAS ESCUELA, FAMILIAS Y COMUNIDAD

MATERIAL DE ORIENTACIÓN PARA LAS JORNADAS

Por tercer año consecutivo continuamos con las Jornadas Escuela, Familias y Comunidad, iniciativa enunciada en el Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016 y acordada federalmente. Para este año 2015, el Consejo Federal de Educación estableció que se realicen en las semanas del 18 al 22 de mayo y del 14 al 18 de septiembre


Las experiencias anteriores confirman la relevancia de estos espacios para propiciar y fortalecer el vínculo escuela-familias-comunidad. En esta ocasión nos planteamos como objetivos generales:

·         lograr sucesos significativos en las escuelas de todos los niveles y modalidades del sistema educativo.
·         profundizar la participación de familias y organizaciones de las zonas en las que están insertas las escuelas.
·         generar intercambios entre distintas escuelas del país.

Este año el eje de trabajo gira en torno al tema: Inclusión y Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes.

La lectura, al igual que en las jornadas anteriores, será el punto de partida central para desplegar las actividades que decida realizar cada comunidad educativa. Las producciones resultantes de los encuentros en cada escuela serán compartidas entre instituciones de diferentes regiones del país, reafirmando la pertenencia a una misma Patria.

Inclusión y Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes
La calidad educativa supone la inclusión de los sujetos en términos de acceso, permanencia y egreso del sistema educativo.

Calidad es:
·         considerar a los niños, niñas y jóvenes como sujetos de derecho, garantizando igualdad de condiciones, acceso y logros respecto a aprendizajes significativos y duraderos para construir ciudadanía;
·         pensar en el desarrollo de trayectorias escolares continuas y completas atendiendo a las características de los sujetos y los contextos superando diversas condiciones de vulnerabilidad que puedan obturar el proceso escolar;
·         consolidar políticas pedagógicas generando condiciones materiales y simbólicas para alcanzar esas metas.


En los últimos años se vienen desarrollando políticas educativas orientadas a asegurar la justicia educativa, la igualdad y la calidad en la enseñanza y los aprendizajes, pilares a partir de los cuales se asume el desafío de garantizar el derecho de todos los niños, niñas y jóvenes para acceder a los saberes necesarios que permitan experiencias de vida democrática, crítica y transformadora.

La escuela es un espacio público de encuentro entre diversos actores: directivos, supervisores, inspectores, docentes, estudiantes, familias, vecinos. Es allí, y desde esta propuesta, donde promovemos que cada comunidad educativa exprese su mirada respecto a la Inclusión y la Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes. La escuela es constructora de ciudadanía cuando puede habilitar debates sobre temas relevantes, movilizar el pensamiento, el diálogo y la acción, es decir, en tanto pueda generar vínculos, lazos sociales y potenciar el encuentro para recrear sentidos y construir otros nuevos. 


En este sentido, el Plan Nacional de Educación Obligatoria y Formación Docente 2012-2016 expresa: “(…) hoy tenemos un sistema educativo nacional que reconoce lo complejo, las particularidades (…) reúne y orienta objetivos comunes para millones de alumnos, cientos de miles de docentes, escuelas y familias. Este avance es consecuencia de una sociedad que entiende la educación como un problema de su incumbencia, y no solo de los educadores, y que no se resigna a vivirlo desde la dimensión de la carencia.” (Prólogo a la presentación del Plan Quinquenal, Res. CFE Nº 188/12).
Orientaciones para desarrollar las Jornadas Escuela, Familias y Comunidad

El sentido de la convocatoria es que las familias, los integrantes de la comunidad, estudiantes y docentes participen juntos en actividades de lecturas y puedan expresar sus propias miradas acerca de la Inclusión y Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes.


Planteamos algunos interrogantes que pueden dar lugar a la reflexión entre los equipos docentes y en las actividades que se desarrollen con los actores de la comunidad.
¿Ser inclusivos es un mandato moral o una actitud cotidiana de construcción de comunidad? ¿Por qué excluimos? ¿Quiénes fueron excluidos de la escuela en otras épocas? ¿Cuáles fueron las causas sociales, culturales e históricas en los procesos de exclusión? ¿Cómo afectan a las trayectorias escolares de niños, niñas y jóvenes la dupla exclusión - inclusión? ¿Qué hacer cuando se dificulta la inclusión de algún actor social o grupos sociales? ¿Esto afecta al conjunto de la sociedad? ¿Qué rol puede asumir cada uno/a para lograr más inclusión y más calidad en la enseñanza y los aprendizajes?

El Ministerio de Educación de la Nación ha distribuido en todas las escuelas del país materiales didácticos (colecciones, bibliotecas, netbooks, aulas digitales móviles, archivo fílmico en secundarias, etc.) y propuestas para la organización de las Jornadas Escuela, Familias y Comunidad que se desarrollaron años anteriores; se espera que todos esos recursos sean recuperados como insumo en el armado de las 5ta y 6ta jornadas en cada institución. También podrán utilizarse para enmarcar la actividad: videos, canciones, muestras artísticas o fotográficas, u otros elementos que haya en las escuelas o que aporten quienes participen de cada encuentro.


La idea es que estas Jornadas Escuela, Familias y Comunidad no sean pensadas solamente como “un acto escolar formal” o una presentación en la que se lee para una escucha pasiva de los espectadores. La propuesta implica lograr la activa participación horizontal de las y los presentes, en un encuentro para leer, dialogar, expresarse y producir colectivamente.

Cada jornada se desarrollará a partir de la lectura y de actividades participativas en las que niños, jóvenes y adultos puedan expresar su mirada respecto a lo que sugiere e implica el eje temático; la propuesta es que una síntesis del trabajo realizado se pueda plasmar en producciones de diversa índole: representaciones, nuevas canciones, escritos, dibujos, fotografías, videos, posters, carteleras, etc., según las decisiones que tomen en cada escuela junto a los participantes.


Como se expresara inicialmente, el sentido es compartir las miradas de docentes, alumnos, directivos, familias e integrantes de la comunidad próxima a la escuela, expresadas en diferentes tipos de producciones, con otras comunidades del país. Esto permite volver sobre la idea de la integración nacional, sobre el paradigma de una patria conformada por ‘otros’ y por ‘nosotros’, que abre horizontes, que permite apreciar otras realidades del país más allá de lo que muestran los medios de comunicación y que promueve el establecimiento de vínculos que pueden desarrollarse a futuro. Por eso, se envía a cada escuela un poster en blanco con el logo de las Jornadas, para que allí se pueda plasmar esa reseña de lo elaborado y generado respecto a la Inclusión y Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes. La confección de este poster puede ser parte del Encuentro de la 5ª Jornada, o puede ser una actividad que se realice a posteriori en la escuela entre docentes y alumnos. Cada escuela podrá agregar otras producciones en función de la dinámica que desarrolle.

Con el fin de intercambiar su reflexión con otras escuelas del país, cada institución tendrá designada una ‘escuela compatriota’, a la que le enviará ese poster-reseña. Esta propuesta de intercambio de producciones entre escuelas implica un compromiso importante: todas las escuelas deben enviar su poster para que todas lo puedan recibir. En el micrositio web de las Jornadas de Escuela, Familias y Comunidad (http://escuelayfamilias.educ.ar) publicaremos la lista completa de las escuelas y a qué escuela deberán hacer el envío; de no contar con acceso a la Red, se podrá consultar telefónicamente con las Direcciones de Nivel correspondiente en la jurisdicción o con las Supervisiones locales. 

 El Prof. Oscar Yaniselli leyendo en voz alta
Los equipos directivos tienen una tarea esencial en el diseño de los diferentes ‘momentos’ que tendrá la actividad: será su función distribuir los roles y responsabilidades y promover la selección de los materiales de lectura y las definiciones en cuanto a la dinámica general de la Jornada. Sugerimos que se convoque a los docentes de la escuela y conjuntamente acuerden roles y responsabilidades para impulsar y organizar el desarrollo de las actividades en un marco de consensos.

Es importante vincular las Jornadas con las actividades previstas en la planificación escolar en general, de manera de integrar esta propuesta con el trabajo en el aula a lo largo del año. Además, resulta oportuno vincular las líneas que se desarrollan en las escuelas como el Plan Nacional de Lectura, Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa (que incluye a Conectar Igualdad y Primaria Digital), u otras vinculadas al arte, al deporte, a la producción multimedial, CAI, CAJ, Parlamento Juvenil, etc. Sugerimos, por lo tanto, convocar a todos los equipos territoriales con los que esté trabajando, para que se sumen activamente a las Jornadas.
Además de las definiciones jurisdiccionales en torno a las jornadas y los acuerdos institucionales estará disponible un apoyo complementario y permanente a través del micrositio web (escuela_y_familias.educ.ar) y de las redes sociales (www.facebook.com/escuela.familias.comunidad y @JornadasEscFlias en Twitter)


Algunas ideas respecto a la convocatoria

Enunciamos a continuación algunas sugerencias a modo de aporte para lograr un buen grado de asistencia y participación; no obstante cada escuela elegirá los caminos que considere más apropiados.

·         Es importante comunicar a las familias y a la comunidad la fecha de realización de las Jornadas en cada escuela y/o en cada jurisdicción, lo antes posible para contribuir así a una mayor participación.
·         Informar con detalle en qué consiste la convocatoria; esto favorecerá que las/los asistentes lleguen a la actividad habiendo reflexionado sobre el tema o con alguna propuesta o recurso elegido para aportar al encuentro.
·         Los afiches que se están enviando y las comunicaciones que generaremos a través de las redes sociales serán un buen insumo para cada Equipo de Conducción.
·         Sería bueno colocar carteles en algunos lugares del barrio: sedes de bibliotecas o centros culturales comunitarios, centros de jubilados, salas de asistencia sanitaria, etc. Todas las escuelas recibirán dos modelos de posters (uno más conceptual y otro más orientado a la convocatoria donde cada escuela puede colocar la fecha precisa de su encuentro). No obstante cada una podrá producir los propios afiches de la forma que considere apropiado. Es una oportunidad para trabajar en los distintos grupos las Jornadas como proyecto de aula o de ciclo y que la actividad de difusión forme parte del mismo.
·         También se sugiere utilizar el correo electrónico, los blogs escolares y las redes sociales; mejor aún, insistimos en la necesidad de sacar provecho de todos estos recursos de manera articulada. En el Facebook de las Jornadas se anunciarán cuestiones generales y también todas las actividades que sean reportadas por las escuelas del país. Sin embargo, la comunicación será más efectiva si cada escuela se comunica con su comunidad a través de canales propios. Todo contenido que se publique en el Facebook “Jornadas Escuela, Familias y Comunidad”, podrá ser utilizado y reutilizado en otros ‘muros’ de las escuelas impulsoras de la actividad libremente.

 El Prof. Oscar Yaniselli leyendo en voz alta

El día de la jornada 5ª Jornada (mayo)

Es importante explicitar en la apertura el sentido de esta Jornada, y poner en valor la situación de encuentro en torno a la lectura y el eje Inclusión y Calidad en la Enseñanza y los Aprendizajes. Iniciar las jornadas valorizando la expresión y la participación, y a la vez reafirmar la necesidad del respeto a cada uno y a su postura o mirada, puede ser un gran aporte para que todos se sientan convocados a expresar su palabra.

Seguramente habrá mucha diversidad entre las personas participantes y en este sentido, es fundamental reafirmar la idea de que ese necesario respetar esas diferencias sin inhibir la propia participación, que se puede opinar, disentir y pensar distinto con respeto por el otro. En el espacio de las Jornadas esa es la premisa: que todos y todas se expresen, que todos y todas respeten a los/las demás… y que la producción generada sea una síntesis de esa realidad de contrastes. “La diversidad se puede expresar”, “en la diversidad podemos convivir”, “cada uno suma lo que puede y lo que quiere (no todos tenemos que actuar igual en esto)”, “todos tienen que tener la posibilidad de participar -es decir que el protagonismo de uno termina donde empieza el de los demás-”; todas estas ideas se pueden mencionar al comienzo e incluso pueden repetirse en algún momento del encuentro.

Considerando que se trabajará en torno a la Inclusión y la Calidad en la Enseñanza y en los Aprendizajes, será necesario resaltar que las Jornadas no son el ámbito en el que se resolverán otras cuestiones escolares ajenas a la propuesta de los encuentros. Explicitar esto desde el comienzo, también ayudará a ubicar a los asistentes en el sentido adecuado para el desarrollo de la actividad.


Acerca de la dinámica

Dado que la propuesta está centrada en la participación y en la realización de producciones que expresen la mirada de los participantes respecto al eje Inclusión y Calidad en la Enseñanza y en los Aprendizajes, tras la o las lecturas iniciales se podría proponer una ronda de comentarios -de adultos, niños y jóvenes para que se expresen en forma verbal (o incluso cantando o haciendo algo que les surja a partir del estímulo inicial). Luego, se podrán proponer diferentes ideas que orienten la producción colectiva.

También puede suceder a la inversa; que se defina primero el formato de la producción (escrito, mural, collage, pintura, canción, representación teatralizada que podría ser filmada para compartir luego con la escuela compatriota y con la propia comunidad educativa) para luego avanzar con el contenido.


Es muy recomendable contar con un grupo de docentes y/o colaboradores tanto en la etapa de planificación como en la de la realización de las Jornadas. Colaboradores pueden ser integrantes del equipo del Plan de Lectura, del Plan Nacional de Inclusión Digital Educativa, la Coordinación de Políticas Socioeducativas o de otros programas ministeriales con despliegue territorial, si fuera posible convocarlos. Y también, es importante habilitar el apoyo de madres y padres que habitualmente participan en forma activa de la vida escolar. Este grupo puede ayudar a poner la actividad en marcha más rápido, y por ende favorecer una dinámica más... dinámica. Idealmente, habría que reunirse con estas personas algún(os) día(s) antes o al menos un rato antes del comienzo de la actividad. Es importante que durante la jornada haya quienes estén abocados/as específicamente a la actividad, y otras personas velando porque fluya la dinámica propuesta, es decir que los niños, las madres, los padres y demás invitados efectivamente participen. Que nadie se quede sin expresarse y que tampoco nadie monopolice la palabra. 


Algunas actividades sugeridas

El desafío de ‘abrir el juego’ y ‘estimular la imaginación’ se pone en contexto si se entiende que en estas Jornadas es más importante el hecho en sí de la participación y el vínculo que se construye entre la escuela, las familias y la comunidad, que lo concretamente producido en el encuentro. El resultado de la actividad servirá además para seguir trabajando ese vínculo y habrá sido valioso el ejercicio de la participación. La propuesta de enviarle las producciones a otra escuela puede ser un extraordinario estímulo para el trabajo propuesto. El sólo hecho de imaginar el entusiasmo y sorpresa de la comunidad de una escuela lejana por recibir una producción ajena, puede ser muy motivador.
Recordamos que es importante sacar provecho de material enviado por el Ministerio a las escuelas (colecciones de libros, poesías, material audiovisual, etc.). Las propuestas que siguen solo son una guía de referencia:

“En sus zapatos”
Definir una serie de ‘protagonistas’ (un comerciante, un herrero, un taxista, un funcionario público, cualquiera… Personajes típicos de cada grupo humano, en la escuela, el trabajo, el barrio, la familia). Escribir un conjunto de características de cada uno. Proponer a diferentes participantes que se apropien de alguno de esos personajes, se aprendan sus ‘características’ y actúen una situación sugerida, donde la inclusión educativa se pueda poner en escena.


“Redacción ensamblada y entreverada”
En base a la temática de la jornada, elegir un disparador (un texto, un fragmento de una película, una canción, una foto) y luego distribuir hojas para que las / los participantes vayan escribiendo una frase o dos en función de lo que escribió el participante anterior; y que las hojas se vayan cruzando, de forma tal que uno pueda escribir en varios ‘relatos’. Al final se leerán para ver qué resultó de esa construcción colectiva.


“Familias cruzadas”
En base a cualquier disparador asociado a la temática promover, que integrantes de diferentes familias armen equipos, de manera tal que se articulen las premisas culturales, ideas y estilos personales y familiares para ser reflejadas en algún tipo de producción común.


“El cristal con que se mira”
Hacer anteojos de cartón o reutilizar anteojos de juguete, con celofán de colores. Algunas personas hacen dibujos a color o monocromáticos y anotan en un papel (en secreto) qué es y de qué color se lo imaginan; proponer que diferentes personas anoten en un papel de qué color creen que serían los dibujos y luego se comparten las opiniones. Incluso puede haber 'trampas' (por ejemplo, dibujar un semáforo con colores diferentes a los ‘reales’, con dibujos en cada uno de los 3 círculos para indicar que es otra cosa y no un semáforo, aunque parezca). 


“Compartiendo habilidades”
Hacer un rápido relevamiento de habilidades entre los asistentes (por ejemplo, si alguien sabe hacer origami, o sabe hacer una maqueta con cartulina, o sabe tocar un instrumento, etc.). La actividad en ese caso podría ser lograr que 'el que sabe' comparta sus conocimientos, y que los demás experimenten el conocimiento del otro.


“Aprovecho las diferencias”
Listar una serie de características ‘diferentes’ o particulares que podría tener una persona respecto de quienes están en la actividad. En función de eso, hacer preguntas tendientes a la inclusión y hablar sobre las respuestas. Por ejemplo:
- ¿Para qué podría servir conocer otros idiomas?
- ¿De qué podría actuar quien tiene el pelo pintado de azul?
- ¿Qué puede hacer una persona ciega que yo no pueda?
- Alguien que vive en otra cultura, que tiene otras costumbres, creencias, ¿me puede contar cosas que -de no conocer a esa persona- yo nunca sabría?


“Nos preguntamos: ¿Qué nos preguntamos?”
Con la idea de que la actividad de la Jornada de mayo sea un punto de partida, un espacio que abra oportunidades de debate y actividades hasta el encuentro de septiembre, un ejercicio podría ser la redacción de preguntas pensando en el desarrollo de actividades futuras. Después de haber leído un texto seleccionado, o de ver un video, escuchar una canción, mirar fotos o ver una representación, se pueden escribir todas las preguntas que aparezcan entre los participantes, y luego se podría hacer una selección de cuáles tienen mayor potencial para exhibir la mirada del eje temático, y a la vez para posibilitar el desarrollo de actividades futuras. El equipo docente a cargo de la actividad propondrá los materiales para dar comienzo a esta actividad.

 El Prof. Oscar Yaniselli leyendo en voz alta

“Producción de cortos”
Para mostrarle a la escuela compatriota designada lo que piensa / opina / propone el grupo, se puede producir un video o una serie de cortos, testimoniales o 'actuados', con la participación de familias, alumnos, docentes, y gente de la comunidad que asista a la Jornada. Esto implica decidir el eje de la escena a filmar, hacer un pequeño guión, definir roles (quien actúa, quien filma, quien ayuda con ‘la logística’ de la escena y quién edita –en una netbook, por ejemplo). Esta actividad puede dar continuidad a la tarea del grupo y desarrollarse para el intercambio. En la página de Facebook www.facebook.com/escuela.familias.comunidad publicaremos algunos tutoriales para poder hacer esto muy rápidamente.


Registro de la actividad
Mientras se desarrolla la Jornada es clave que haya una o dos personas haciendo la cobertura, es decir, registrando lo que está pasando. Esto tiene que anticiparse, para tomar los recaudos correspondientes; en la tarea pueden intervenir diferentes actores. Puede ser tomando nota de situaciones que se observen o frases emitidas por los participantes o registrando testimonios, sacando fotos o capturando video, realizar notas de audio (para luego editar podcasts), etc. Todo suma a los fines de contar lo que sucedió en la Jornada, tanto a quienes no pudieron asistir, como a otras escuelas y a las autoridades. Para el Ministerio de Educación es fundamental tener este registro. Además, ayudará a la convocatoria de la segunda instancia de las Jornadas en septiembre. Con la finalidad de acordar criterios de registro se pondrán a disposición espacios virtuales para tal fin.


Al finalizar la actividad
Concluida la 5ª Jornada podría quedar pendiente alguna instancia posterior de trabajo, ya sea para terminar un video, mejorar una grabación, retocar una foto o darle una pincelada final a las realizaciones. Más allá de que se generen videos, fotografías digitales, animaciones o canciones, resulta relevante lograr algún tipo de expresión gráfica y textual que pueda ser enviada a la escuela compatriota designada en el poster con logo de las Jornadas.


Cada escuela definirá si realizará una muestra local de las producciones generadas durante la 5ta Jornada. Según las características de cada comunidad, y del/los tipo/s de soporte que se haya/n elegido, se podrá exhibir para los estudiantes y para docentes que no hayan participado, e incluso se podrían buscar caminos para exhibirlo en el barrio, el pueblo o la ciudad. En los lugares donde existan Núcleos de Acceso al Conocimiento (NAC) se puede articular esta instancia de la actividad con sus coordinadores, o bien se pueden utilizar lugares públicos que tengan Puntos de Acceso Digital (PAD)1. 

1 Los Núcleos de Acceso al Conocimiento - NAC son espacios públicos de inclusión digital que brindan, a todos los habitantes y en igualdad de condiciones, conectividad libre y gratuita y acceso a las nuevas Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC).

En este sentido los supervisores regionales, zonales o distritales pueden sugerir y coordinar el encuentro entre escuelas para un primer intercambio, por ejemplo en la plaza del barrio, el club, la sociedad de fomento. Incluso pueden articularse muestras entre escuelas de diferentes niveles y/o modalidades para compartir recíprocamente las producciones antes de su envío a la escuela compatriota designada a cada una.

De realizar estas muestras o encuentros lo importante es preservar el trabajo, para su posterior envío a la escuela compatriota designada a través de correo postal. Se recomienda resguardar copias, por ejemplo a través de fotografías.

En el sobre enviado con el logo de las Jornadas, se debería colocar el poster producido y todo material adicional que sea posible incluir, por ejemplo una carta para establecer un vínculo para el posterior intercambio de otros materiales, dibujos o cartas de los chicos, etc. 



6ª Jornada (septiembre)

Al recibir el material de otra escuela es importante que sea compartido al interior de la institución y también con las familias y la comunidad; es esto lo que permite concretarla idea de un intercambio que posibilita conocer la mirada de otros habitantes del país respecto de la inclusión y la calidad en la enseñanza y en los aprendizajes.

A partir de lo recibido se podrán realizar nuevas actividades ya no orientadas a producir un material para enviar a otra escuela, sino más centrados en la propia comunidad educativa y en el entendimiento de lo que aporta el material que llegó desde algún lejano lugar de la Patria. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Qué tenemos en común? Tanto la primera producción propia, como la recibida de la escuela compatriota, pueden ser el insumo para elaborar materiales y/o estrategias para trabajar el tema de la inclusión y la calidad en las aulas, las familias y las comunidades, de forma permanente.


La modalidad de intercambio de producciones entre dos escuelas de diferentes zonas del país tiene su complejidad y constituye un desafío. Algunas escuelas están en lugares donde el acceso al sistema de correos es difícil y los tiempos son muy diferentes a lo que sucede en contextos urbanos. Si para el momento de la realización de la jornada en el mes de septiembre, no se recibió ninguna producción, habrá que pensar en alternativas; por ejemplo: 

1-    Ver qué producciones se han compartido a través del micro sitio de las Jornadas y del Facebook, y dar continuidad al trabajo propuesto observando esos materiales.
2-    Otra opción es buscar alguna escuela cercana y proponer una acción en conjunto, partiendo del intercambio de lo realizado por cada una en el encuentro de mayo.
3-    También se puede trabajar en función de lo realizado en la propia escuela, con miras a profundizar la cultura de la inclusión, la calidad en la enseñanza y en los aprendizajes, la participación y la integración entre escuela, las familias y la comunidad. En este sentido pueden hacerse otras actividades que en mayo no haya sido posible.


 El Prof. Oscar Yaniselli leyendo en voz alta
Seguramente cada escuela, cada comunidad educativa, encontrará el mejor modo para llevar adelante esta iniciativa, desarrollarla, disfrutarla y compartirla, para cumplir el objetivo de generar un encuentro –a través de la lectura- de la escuela, las familias y la comunidad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario