"Y la escuela es la gran ocasión ¿quién lo duda?. La escuela puede desempeñar el mejor papel en esta puesta en escena de la actitud de lectura, que incluye, entre otras cosas, un tomarse el tiempo para mirar el mundo, una aceptación de "lo que no se entiende" y, sobre todo, un ánimo constructor, hecho de confianza y arrojo, para buscar indicios y construir sentidos...Si la escuela aceptara expresamente - institucionalmente - ese papel de auspicio, estímulo y compañía, las consecuencias sociales serían extraordinarias."

Graciela Montes
La Gran Ocasión

viernes, 16 de mayo de 2014

TERCERAS Y CUARTAS JORNADAS ESCUELA, FAMILIAS Y COMUNIDAD


Invitamos a participar de las terceras y cuartas 
Jornadas Nacionales de Lectura "Escuela, Familia y Comunidad"


A lo largo de este año se realizarán las Terceras y Cuartas Jornadas “Escuela, Familias y Comunidad” en todas las unidades educativas del país de todos los niveles y modalidades para seguir consolidando el vínculo entre la escuela y las familias en jornadas compartidas en torno a las prácticas de lectura. 

En esta oportunidad, la propuesta es concebirlas como un proceso de trabajo con dos hitos: un encuentro en Junio y uno en octubre, a modo de cierre, en el día de las familias.

El presente material intenta ser una herramienta para que en cada escuela se decida cómo será la organización y se diseñen las actividades a realizar. Según las distintas realidades de las escuelas podrán participar docentes, equipos directivos, profesores de arte y educación física o Bibliotecarios, coordinadores de Centro de Actividades Infantiles (CAI) y Centro de Actividades Juveniles (CAJ), incluso otros actores institucionales. Se trata de acordar y planificar un recorrido que una ambos encuentros imaginando el escenario final.

Planteamos cuatro entradas para abordar las lecturas: arte, poesía, vida cotidiana y tradición oral. Aquí encontrarán algunas ideas y sugerencias de actividades, sólo para enriquecer, cambiar e hilvanar. 

Cada institución, en función de la propuesta generada del recorrido pedagógico de sus alumnos, definirá las propias.

Deseamos que estas Jornadas sean valiosos espacios de escucha, reflexión y reconocimiento del otro junto a la comunidad que nutre la vida cotidiana de la escuela. Las lecturas compartidas serán una oportunidad para imaginar, explorar y disfrutar colectivamente.



TENER EN CUENTA QUE:

  • Las jornadas inauguran un período de lectura que se organiza entre los meses de Junio y octubre, y constituyen una práctica sostenida.
  • Se realizan con participación de toda la comunidad, que será convocada oportunamente.
  • Las actividades centrales son de lectura y esta práctica no es una excusa, sino el eje prioritario para organizar todos los momentos, cronogramas y muestras


LOS PRIMEROS PASOS

  • Convocar a una reunión institucional para la planificación de las jornadas. Se podrán organizar por ciclo, aula, proyecto de lectura o bien desde alguna forma previa de agrupamiento.
  • En el marco de la reunión, analizar los ejes que aquí se proponen y definir conjuntamente cuáles, cómo y en qué momento se abordarán.
  • Explicitar objetivos y fijar un cronograma de actividades.
  • Plantear diversas propuestas de lectura, seleccionar los textos y diseñar actividades centradas en prácticas lectoras que incluyan a las familias y la comunidad.
  • Preparar material y acciones de difusión de la jornada (volantes, carteleras, invitaciones, notas en los medios gráficos y radiales de la localidad, entre otros) para asegurar la participación de la comunidad educativa y sus referentes.
  • Una vez puesta en marcha la primera jornada, diseñar maneras de sostener los distintos itinerarios lectores para integrarlos en una propuesta final amplia y significativa.

LEER CON OTROS
Leer con otros es un modo de expresar, compartir, escuchar. Al compartir lecturas se habilita un espacio de diálogo en el que la palabra escrita y leída resultan los sostenes de una experiencia vital que involucra lo emocional y propicia la construcción de sentidos a nivel individual y colectivo. Cuando esto ocurre en el marco de la escuela, la vivencia se intensifica con el acompañamiento institucional y el involucramiento de familiares y vecinos que son convocados a acercarse y participar. La lectura en voz alta puede ser un primer paso para que la escuela se transforme en una comunidad de lectores en la que confluyen en torno a lo leído, las diversas historias educativas y sus relatos. El espacio de la lectura compartida en el aula, en el patio, en la biblioteca, se constituye en una oportunidad de escucha, reflexión íntima, reconocimiento del otro y conformación de un nosotros en un tiempo propio. Nutrirlo con variedad de textos (literarios, instructivos, informativos, de diversos lenguajes artísticos) a los que se pueda mirar, tocar, comparar, descubrir, explorar, permitirá transitar acercamientos particulares y sensibles a la palabra y la imagen.

LAS COLECCIONES
La biblioteca escolar y las bibliotecas de aula, enriquecidas por las colecciones adquiridas por el Ministerio de Educación de la Nación, cuentan hoy con una variedad de materiales especialmente seleccionados por especialistas de todas las jurisdicciones acordes a cada uno de los niveles y ciclos. Más de 60 millones de libros enviados, esperan su lectura en manos de niños, niñas, jóvenes, adolescentes y sus familias. Las Jornadas Escuela, Familias y Comunidad son entonces una oportunidad insustituible para ponerlos en movimiento e invitar a descubrirlos. La poesía, los cuentos y novelas, el teatro, las historietas, entre otros géneros desplegados por autores nacionales, latinoamericanos y de otras culturas y tiempos, esperan un lector que se apasione con ellos. Los docentes y bibliotecarios serán sus mejores mediadores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario